Embarazo y tantra yoga

1
yoga para embarazadas

Sexo tántrico para la mujer embarazada

Cuando un bebé está de camino, muchas embarazadas restringen su vida sexual por incomodidad o por miedo. El Tantra Yoga y sus ejercicios para embarazadas pueden ser una alternativa para explorar de otra forma el placer sexual.

Y es que en una sesión de yoga tantra se estimulan todos los sentidos. El tacto, el olfato, el gusto y la vista se afinan para dar placer a tu pareja más allá del coito. La posición con más éxito para las embarazadas es la del acoplamiento dorsal: los cuerpos de la pareja se acoplan e intercambian emociones y energía de arriba a abajo (recargando los chakras).

Ambiente ideal para el sexo tántrico

Hay que crear un ambiente único y propicio para centrarse el uno en el otro. Estos son unos pequeños trucos para conseguir una atmósfera propicia:

  • Olores como el de la madera, el de las rosas o el cedro estimulan el olfato.
  • Las velas crean un ambiente especial y muy romántico. Además, conseguiremos en la oscuridad mantener ese contacto visual tan importante en el ritual tántrico.
  • El vino, el queso y las frutas tampoco deben faltar.

Ahora, los mordiscos, el aliento caliente, las caricias, la estimulación… ¡Échale imaginación para experimentar el sexo tántrico en el embarazo y no te olvides de estas sensaciones después del parto!