Postura del gato (yoga para embarazadas)

1
Postura del gato yoga



La postura del gato se suele realizar como calentamiento para estirar la columna y garantizar su flexibilidad. Es una postura de yoga recomendable para embarazadas. Verás cuando finalices la diferencia que notarás en tu espalda, ya que una espalda flexible es una espalda joven, y esta asana te permitirá sin duda darle esa flexibilidad, sin cansarte y de un modo consciente. Puedes aprovechar este ejercicio de yoga para aliviar el dolor de espalda.

Cómo hacer la postura del gato

  • En cuadrupedia, levanta el cóccix y la cabeza mientras exhalas, curvando la espalda hacia abajo. Mientras los músculos de la columna trabajan, siente la activación de la musculatura de las zonas medias y superior. No dejes caer los hombres, y mantén los codos rectos.
  • Al exhalar, redondea la espalda. Relaja los músculos tensos del cuello y de la zona superior de la espalda. Mete el cóccix hacia dentro y acerca la barbilla a la garganta.
  • Realiza esto de forma fluida y calmada, intentando redondear y tensar la espalda todo lo posible.