Recomendaciones para el haltha yoga en embarazadas

0
Hatha yoga embarazazada

Como el cuerpo de una mujer gestante cambia constantemente durante el embarazo, será necesario considerar ciertos factores al momento de practicar el hatha yoga.

Las mujeres que aún no hayan superado los tres meses de embarazo, deberán utilizar ropa ligera para las sesiones. Es muy importante mantener una hidratación constante, tanto durante la práctica del yoga como en los momentos de reposo.

Los movimientos a realizar con las posturas de yoga no deben ser bruscos ni esforzados. Si se van a efectuar flexiones como parte del ejercicio, éstas no deben ser profundas. En el caso de encontrarse echada sobre una colchoneta, hay que evitar ponerse de pie de golpe.

A partir del cuarto mes se deben evitar los ejercicios en que la mujer tenga que colocarse de espaldas. Lo mejor es sustituirlos por ejercicios de costado. Las sesiones se pueden llevar a cabo tres veces por semana, manteniendo un día de descanso.