Quinto chakra: Vishuda

0

El quinto chakra es el centro del sonido, la vibración y la autoexpresión. Es el dominio de la consceincia que controla, crea, transmite y recibe las comunicaciones, tanto con nuestra sabiduría interna como con los demás.

Entre sus atributos figuran el escuchar, el hablar, el canto, la escritura y todas las artes que tienen que ver con el sonido y la palabra.

Es también el centro de la creatividad dinámica, la clariaudiencia y la telapatía, pues la comunicación es una clave esencial para acceder a los planos internos y poder utilizar nuestros niveles mentales multidimensionales.

La ubicación de este chakra es a la altura de la garganta y se corresponde con el plexo laríngeo en el cuerpo físico, siendo su elemento el éter (Akasha). Este chakra se encuentra en estrecha relación con la glándula tiroides, su órgano de acción es la boca y el sentido que está asociado a él es la audición.

En las escrituras hindúes el que activa plenamente este centro posee un perfecto conocimiento de las escrituras sagradas o Vedas. Luego de haber alcanzado el Amor Universal, queda una gran pureza, que es lo que le dá el nombre a este centro energético. Tiene que ver con las cualidades expresivas y comunicacionales del ser humano. Vishuda chakra posee la cualidad del espacio, en donde los otros cuatro elementos son formados, y en donde se fundirán luego, por lo tanto es la cualidad que está en forma latente detrás de ellos. El espacio es la condición necesaria para que algo pueda caber en él. Una vasija ha de estar vacía para poder ser llenada, así, la mente ha de estar vacía para que lo que es se manifieste. Ha de ser vaciada para tener una visión diáfana del movimiento de la vida.



Vishuda chakra gobierna las cuerdas vocales, el tubo digestivo, los pulmones y la audición, por lo que una disfunción del mismo genera problemas relacionados a estas zonas.

Cuando la persona abre su centro de la garganta, va atrayendo gradualmente lo que requiere, hasta que sea capaz de recibir tanto que le permita mantener dicho centro abierto la mayor parte del tiempo. Entre tanto, poco después de abrir este centro, puede atraer algo negativo a causa de su convicción de que esto es lo que ha de llegar.

Cuando sea capaz de pasar por alto esta experiencia, conectar con la causa original en su interior y hallar de nuevo la propia confianza, reabrirá su centro frontal de la garganta. Este proceso de apertura y cierre se prolongará hasta que las concepciones erróneas sobre recibir o tomar se transformen en confianza en un universo nutritivo y benigno.