Posturas de yoga: La Cobra

1
Postura de yoga La Cobra

Si te gusta hacer ejercicios de yoga aprende la postura de la cobra. Para empezar esta postura de yoga acuéstate sobre el suelo con las palmas apoyadas en él a la altura de los hombros. La postura de la cobra es como una flexión hcia atrás.

Esta asana del yoga refuerza la parte baja de la espalda, elimina la tensión en esta zona y equilibra el flujo de energía sexual con la energía umbilical.

Cómo hacer la postura de la cobra en yoga

  1. Tumbado boca abajo, con las palmas debajo de los hombros y los dedos apuntando hacia adelante, Suelta el aire de forma relajante un par de veces, y después estira todo el cuerpo, desde la parte inferior hacia arriba. Siente como vas estirando cada parte de tu cuerpo y toma conciencia de él.
  2. Presiona el hueso púbico contra el suelo metiendo el cóccix hacia dentro. Levanta las rodillas, rectas, mientras presionas los extremos de los pies contra el suelo. Coge aire y sube el pecho sin presionar las palmas de las manos. Mantén esta posición durante varias respiraciones. Escucha tu cuerpo y descubre en esta posición, qué músculos necesitas trabajar más.
  3. Moviliza la espalda. presiona contra el suelo las palmas de las manos y continúa curvando la columna para levantarla. Vuelve a presionar el hueso púbico contra el suelo, sin levantar pies y pernas. Eleva el pecho desde los brazos, presionándo desde los talones de las manos.
  4. Con los hombros relajados y la espalda todavía en movimiento, estira los brazos. Estira la parte posterior del cuello, metiendo la barbilla hacia la garganta. Manten la postura durante varias respiraciones y expande el pecho cogiendo aire y alargando la columna cuando sueltes el aire.
  5. Si combinas esta postura con un silbido, cada vez que coges aire, se denomina mudra, el Sello de la Serpiente.