Postura de yoga: El Pez

2
Postura de yoga El Pez

La postura del pez es una de las Asanas básicas del yoga. La postura del pez es la asana suplementaria a la de la vela y el arado. Previene y corrige los hombros abombados y los cuellos desalineados. También estimula la glándula tiroide y el chakra de la garganta. La postura del pez requiere de flexibilidad, pues se trata de una flexión pero a la inversa.



El pez es uan de las posturas del yoga que honra a Matsya, la encarnación del dios hindú Vishnu.

Cómo hacer la postura del pez en yoga

  1. Desde posición tumbada en el suelo, con las piernas extendidas, y con los brazos arqueados, tocanco las nalgas del culo con las palmas de las manos.
  2. Presiona los brazos contra el suelo intentando mantener los codos lo más cerca posible, mientras la parte superior de los brazos la elevas junto a los  hombros, y arqueas el pecho hacia arriba. La mirada hacia adelante en la línea del pecho arqueado, como si continuase su figura, hasta llegar a tocar la garganta. Separa la barbilla para estirar el cuello. Inclina la parte superior de la cabeza hacia atrás y apóyala ligeramente en el suelo separando los codos. La clave aquí es conseguir elevar el torso desde la parte inferior de la espalda y empujar hacia arriba con el esternón. Tú eliges la presión que quieres ejercer sobre la coronilla, que la tendrás apoyada en el suelo. Tener especial cuidado si se sufre de dolor de cuello.
  3. Por último, impulsa el esternón hacia arriba para incrementar el arco que se forma desde el púbis hasta la garganta. Para bajar los hombros une los omóplatos, mientras subes el pecho una vez más. Presiona la cara intena de las piernas, una contra la otra. Respira profundamente hacia adelante, y siente la apertura del pecho con esta postura corporal.